Conectate con nosotros

Juego online en Costa Rica

Costa Rica

Apuestas en Costa Rica

Costa Rica: Marco regulatorio de las apuestas

Desarrollo de la regulación del mercado de apuestas en Costa Rica

La primera ley relacionada a esta actividad fue la ley del juego en 1922.

En el código civil podemos encontrar un solo artículo relacionado a este tipo de actividades.

Dicho artículo es el 14/09 en el cual se especifica que la ley no concede acción ninguna al jugador.

Esto aplica directamente para para reclamar lo que se haya ganado en cualquier juego de azar.

El regulador de Costa Rica actualmente concede licencias de poker, apuestas deportivas y lotería.

Es por ello que está permitido realizar actividades relacionadas al juego y las apuestas.

Sin embargo, se necesitará:

  • Una entidad legal costarricense.
  • Registro ante las autoridades fiscales (Administración Tributaria)
  • Una licencia comercial, la cual se obtiene mediante solicitud a las autoridades del gobierno local.

Existen consultoras como Slogold mediante la cual podrá registrar la entidad legal y obtener los permisos en todas las instituciones gubernamentales requeridas

También podrán cumplir con cualquier otro requisito específico que sea requerido por las autoridades.

Una vez hecho esto, se obtiene la licencia de juego a nombre de la entidad legal preestablecida.

Si el fin es crear una entidad local que permita la concesión de licencias, ésta también debe controlar y verificar los servidores donde se aloje la plataforma.

En lo que respecta a las direcciones IPs, deben ser bloqueadas del servidor local.

Esto se debe a que el gobierno costarricense no permite que ninguno de sus ciudadanos participe en juegos de azar en línea.

También se debe contar con una cuenta bancaria asociada a la entidad legal para el manejo de transacciones.

El país se encuentra en una zona gris en lo que respecta al juego online.

Debido a la falta de legislación y supervisión, las empresas con sede o registradas dentro del territorio no están sujetas a la supervisión.

Tampoco se les aplica otras reglamentaciones que si aplican en muchas compañías offshore.

Esto también significa que, dado que no existe un organismo que gobierne los juegos de azar, las empresas se auto-regulan.

Tampoco están obligadas a pagar impuestos sobre apuestas o juegos.

En 2018 la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos eliminó una norma que prohíbe las apuestas deportivas en 46 de los 50 estados del país.

Muchas de estas empresas tienen una sucursal de servicios en territorio costarricense.

La Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde) explicó que la entidad no trabaja con este tipo de empresas.

Se estima que funcionan entre 250 y 500 empresas que se dedican a ofrecer servicios de atención de llamadas y otros servicios tecnológicos.

Costa Rica presentó un aproximado de más de 140 millones de dólares al año de lavado de dinero por medio de apuestas deportivas.

Lea también: Marco regulatorio en España